Tag Archives: nacionalismo
Anotació

DERECHO A DECIDIR: Bautismo o expulsión.

30 set.

DERECHO A DECIDIR: Bautismo o expulsión.

Allá por el 1492, los Reyes Católicos firmaron el Edicto de Granada con la finalidad de impedir que los judíos siguieran influyendo a través de sus costumbres en la judaización de los cristianos nuevos. La voluntad última era convertir la totalidad del pueblo español en cristianos, eliminando todo aquéllo que por el cruce cultural y social dado en la normal convivencia de ambas poblaciones pudiera contribuir a la pérdida de pureza de los reinos de España, considerados en un todo, como el reino más cristiano de la cristiandad, hegemónico, uniforme y tras el 31 de marzo de 1492, pretenciosamente excluyente.

Bautismo o expulsión, era la alternativa que tenían los judíos del Siglo XV, ese fue el derecho a decidir con que los Reyes Católicos les obsequiaron. En suma, una conversión coactiva, si no abrazaban la Fe que les era impuesta, si no renunciaban a todo aquéllo que amaban, que les era propio, sus costumbres, su lengua, sus cantares, la lectura e interpretación de las escrituras, su calendario, su gastronomía específica para la Pascua, … debían desproveerse de sus viviendas y posesiones y marchar. Dejar de ser lo que eran, para ser otros a los que los cristianos viejos pudieran aceptar. Un verdadero judío, incapaz de renunciar a su esencia, negado a doblegarse, podía marcharse desposeyéndose de lo suyo, de su casa, trabajo y amigos, buscar en otras fronteras cobijo para su identidad rechazada; otro, quizás por temor o por apego, se acogería a una conversión fingida.

Éstos últimos, los cristianos nuevos, no podían dejar que se atisbara en ellos ni una pizca de su pasado judaico, incluso tuvieron que cambiar de apellidos, cristianizarlos. Así de violento y coactivo era el literal del edicto que buscaba la homogeneidad de Fe del Reino. Ni en el vestir, ni en el hablar o celebrar podían conservar una reliquia de su origen, debían comportarse como los cristianos viejos, porque a partir de aquél edicto corrían el riesgo de ser expulsados por la fuerza.

Hoy en Cataluña no querer votar el referéndum, negar su legalidad y exigir fórmulas de respeto constitucional te convierte en un judío que sigue abrazando su fe* a pesar de las exigencias del Gobierno de la Generalidad Catalana. Se conmina al pueblo a decidir, como si verdaderamente tuvieran otra alternativa (como si después de aceptar vivir en la aljama, hubiese terminado la disputa) no la hay, el derecho a decidir es un impás, el aplazamiento del verdadero objetivo, el sometimiento identitario, Cataluña para los catalanes viejos.

Tú podrás defender que se vote “no” como buen converso, persuadido de que es “todo” lo que se pide, un referéndum, convencido de que no tendrás que renunciar a más. Lo defenderás a capa y espada, por el rey Puigdemont y la reina Forcadell y por amor a la tierra en la que vives y trabajas, al fin y al cabo, es un derecho, a decidir. Quizás lo defiendas más incluso que los propios independentistas, en realidad, estás aceptando la antesala de la expulsión, de la exclusión política y civil. Porque ésta presión identitaria, subyace en la vida pública catalana, cuando un periodista criticó las leyes de transitoriedad y le invitaron cordialmente a seguir haciendo periodismo en otro lado, se oculta tras cada multa por no rotular un negocio en catalán (esos negocios que amanecieron pintarrajeados de insultos), se manifiesta en la exigencia del nivel C de catalán para acceder a un puesto público (no importan dos licenciaturas y un máster) o cuando finalmente compruebas que en una reunión de amigos el único que no puede decir libremente lo que piensa, eres tú.

Olvidarás que una vez fuiste ciudadano libre en tus pensamientos e igual en derechos y libertades. Renunciarás a lo propio y abrazarás lo ajeno, deberás hacerlo en público, a gritos si es necesario, si no quieres ser condenado al ostracismo, pretenderás que no se note que no eres catalán viejo, disimularás tu apellido o catalanizarás tu nombre, votando “NO” te estarás poniendo el crucifijo más grande del mercado, pero no pasarás desapercibido por mucho tiempo porque ese crucifijo, mañana, no será suficiente. SHALOM

Anuncis

Conversaciones entre un joven militante de CIU y un joven Socialista Vasco, a cuenta de la independencia.

13 oct.
Portada del AVUÍ que dió origen a la discusión que aquí or reproduzco, porque la considero un ejemplo del verdaderoo debate de fondo sobre el independentismo.
David Herrero Gomez Vivis de alimentar la percepcion de agravio, la incomprension y la discordia. Creceis a partir de sembrar victimismo. ¿Que se siente?
J Julio Díaz Estas declaraciones no son de gente de mi partido ni de Cataluña. Quien alimenta el agravio, la incomprensión y la discordia no somos precisamente nosotros.
David Herrero Gomez Si, si vois vosotros, con el president a la cabeza. Naturalmente. Necesitais fomentar la sensacion de agravio para hacer crecer en Catalunya el deseo de ruptura, de separacion. Jamas rescatariais alguna de las muchas manifestaciones que se han producido en España en la linea del respeto a la pluralidad y la querencia por Catalunya. No lo hariais, porque ello seria tender puentes y construir convivencia en armonia. Vuestra apuesta es la de destruir esa convivencia, como medio de provocar y justificar a la vez la ruptura con el resto del pais. Es triste y es tremendamente insensato, pero en eso estais.
J Julio Díaz Mi partido ha estado 30 años intentando construir una España que aceptase la diferencia de Cataluña. Esto no ha sido posible. Ahora no es cuestión de destruir la convivencia, es cuestión de encontrar una forma de convivencia que realmente funcione. Y esta forma solo la se ver fuera del Estado español. Quien está haciendo el discurso del miedo y de lo negativo no somos precisamente nosotros.
David Herrero Gomez Dices: “Mi partido ha estado 30 años intentando construir una España que aceptase la diferencia de Cataluña. Esto no ha sido posible”. ¿Podrias, por favor, citar un ejemplo concreto que ponga de relieve que “España no acepta la diferencia de Cataluña”? ¿O, como me temo, se trata de un mantra que hay que repetir hasta la extenuacion para, una vez mas y por injustificado que sea, hacer calar la percepcion de agravio entre los ciudadanos catalanes? ¿Tiene Catalunya uno de los sistemas de autogobierno mas amplios del mundo? ¿No ha gobernado el nacionalismo catalan la mayor parte del tiempo transcurrido desde la instauracion de la democracia hasta nuestros dias? ¿Acaso se persigue el catalan por parte del gobierno de España? ¿Se discrimina a los ciudadanos catalanes en Madrid o en Santander? ¿No aposto este pais por conseguir que las primeras olimpiadas de la historia celebradas en España tuvieran su sede Barcelona, capital de Catalunya? ¿Podrias, por favor (y perdona que insista), explicarme en que consiste exactamente esa consigna que trasladais los nacionalistas de que “España no acepta la diferencia de Cataluña”? ¿O la consigna esta hueca? Quiza las consignas no nacieron para ser explicadas, ¿verdad?
J Julio Díaz Cuando Cataluña pueda gestionar el dinero que genera hablaremos de autogobierno, hasta entonces tiene muchas competencias pero no autogobierno. Si quieres encontrar una muestra de discriminación mira la ejecución de los presupuestos del Estado del año pasado Catalunya 35% – Madrid 111% – Andalucía 120%. El recorte al Estatut y su incumplimiento sistemático. Las deudas que no pagan (ni el PP ni el PSOE). No ceder la gestión del aeropuerto de Barcelona. Creo que son suficientes datos concretos para ser un comentario de Facebook. Ah, y me olvidaba… Nosotros solo pedimos que sea el pueblo de Cataluña quien decida su futuro. Tanto os incomoda la democracia?
David Herrero Gomez De tu comentario se extrae un avance importante, un reconocimiento implicito muy valioso, para saber de que estamos hablando. No se trata entonces de una agresion a la idiosincrasia de Catalunya por parte de España, no hablamos de la persecucion al catalan ni del hostigamiento a la cultura catalana. Hablamos de dinero y de algunas competencias, por lo que veo. Lo celebraria de ser asi pues, aunque no son en absoluto baladies las cuestiones economicas, siempre resultan mucho mas faciles de canalizar que las confrontaciones de banderas y las bajas pasiones que suelen acompañarlas. Y digo lo celebraria, y digo bien, porque no lo puedo celebrar, ya que lo que haceis en realidad es utilizar esos conflictos economicos y competenciales (que yo no niego que puedan existir, aunque pongo en duda los datos que aportas), para azuzar la confrontacion de identidades con España que sirve a vuestro objetivo ultimo: el divorcio. Eso es lo censurable, por lo que tiene de irresponsable y de peligroso agitar identidades y sentimientos de pertenencia contra España al objeto de obtener una mejor financiacion o mas competencias. Si lo que se quiere es (legitimamente) mejorar la financiacion de Catalunya (por cierto, acordada y pactada hace 3 años por la Generalitat y el Gobierno de España), esto se hace mejor desde la lealtad institucional yla democracia tiene instrumentos para eso. Por eso me temo que financiacion y competencias no son el objetivo real a conseguir, sino el medio para hacer creer a los catalanes eso de que “España no nos quiere”.

Por cierto, tan requisito esencial de la democracia es el sufragio y la eleccion de la ciudadania, como el respeto a la ley, que es el marco de convivencia que nos hemos dado todos los españoles. De la misma forma que el Val d’Aran no puede declararle la guerra a Francia, o someter su pertenencia a Catalunya a referendum popular, porque las leyes no le otorgan esa competencia, Catalunya (o Castilla Leon) no puede, salvo que entre todos cambiemos las leyes (podemos hablarlo), modificar el espacio publico que nos hemos dado los españoles unilateralmente. En eso consiste la democracia, Julio.
De todas maneras, me parece mas interesante que todo eso subrayar el hecho de que por mas que esta nueva CiU se haya empeñado en levantar muros entre catalanes con identidades y sentimientos de pertenencia plurales que quieren convivir, levantando a la vez esos mismos muros con el resto de ciudadanos de la muy diversa España, aqui, al otro lado, la inmensa mayoria, en Catalunya y en España, queremos seguir conviviendo. Hemos llegado juntos hasta aqui, y juntos queremos seguir haciendo camino. Lo siento asi.
J Julio Díaz Esta claro que a muchos les moverá el tema identitario y a otros muchos el económico, pero lo cierto es que existe un hartazgo respecto a la situación que vivimos. La financiación acordada entre Cataluña y España (o mas bien el incumplimiento sistemático de la misma) ha sido la gota que ha colmado el vaso. El tema es que tu dices “queremos seguir conviviendo”, pues bien, aquí somos muchos los que no queremos seguir conviviendo y me parece que es una actitud tan respetable como la tuya. Si se hace un referendum y pierde mi opción lo respetaré, pero si gana la opción que defiendo espero el mismo respeto por parte de los demás. Ahora, plantear que un referéndum se tendría que hacer en toda España simplemente por que lo dictamina la Constitución es simplemente absurdo. Ninguna constitución en todo el mundo prevé la secesión de una de sus partes. Esta situación sencillamente no está prevista, pero el sentido común dice que quien tiene que decidir sobre un territorio son los habitantes del mismo. No queremos romper con España, sencillamente queremos construir nuestro propio Estado. La diferencia entre el PP-PSOE y CiU es que vosotros no quieres dar la oportunidad a que los catalanes decidan su futuro y nosotros sí y igual que nosotros piensan el 75% de los catalanes. No se cual de las dos posturas es más democrática.
David Herrero Gomez Empezare alabando tu sinceridad cuando dices eso de que “aquí somos muchos los que no queremos seguir conviviendo”. Tu no apuestas por la convivencia de los catalanes con el resto de ciudadanos de España. Es una sincera declaración de intenciones, un ejercicio de honestidad. Y, como objetivo, me parece perfectamente legítimo. Ojala tu partido lo dijera así de claro, sin disfrazar ese objetivo de argumentos económicos (España nos espolia) o emocionales (los españoles no nos aceptan, no nos quieren). Ojala fuerais de frente, sin artificios. De cara, — mirad  catalanes, que no se trata de recursos económicos, que no se trata del estatut, que no se trata de la competencia sobre los aeropuertos, que es que no queremos ser españoles. Y punto. No queremos seguir conviviendo con los españoles. La nuestra es una propuesta identitaria en esencia, todo lo demás es un instrumento para generar adhesiones a nuestra verdadera causa: la independencia—. Una propuesta como esa seguiría levantando muros entre catalanes, dividiendo a la sociedad catalana entre catalanes no españoles (los vuestros) ycatalanes españoles (unos pocos millones de catalanes que viven su identidad catalana y española con naturalidad), actitud tremendamente irresponsable en quien, desde el gobierno catalán, debiera fomentar la concordia y la convivencia de todos los catalanes, al margen de sus sentimientos de pertenencia, pero al menos la propuesta tendría la virtud de ser clara. El problema es que además CiU no va de frente. Esconde una propuesta esencialista, básicamente fundamentalismo étnico, disfrazada en argumentos económicos y políticos que se convierten en el instrumento para generar agravio, siendo el agravio el mejor aliado para generar adhesiones a vuestro proyecto secesionista.
La frase que escribes, “plantear que un referéndum se tendría que hacer en toda España simplemente por que lo dictamina la Constitución es simplemente absurdo” denota, sin ofender, un profundo desconocimiento de cual es el significado y el funcionamiento de la democracia. La Constitución, Julio, no son los estatutos del Txoko del tío Patxi, o del Hospitalet Club de Futbol. La Constitución es la norma fundamental del Estado o, lo que es lo mismo, el marco de convivencia que nos hemos dado todos los españoles, también los catalanes. En especial los catalanes, cabria decir, pues además de que fue consagrada en referéndum en Cataluña tanto como en el resto del país, la Constitución Española cuenta entre sus padres con dos prominentes catalanes como Miquel Roca i Junyent (Convergència Democràtica de Catalunya) y Jordi Solé Tura. Y por supuesto, la Constitución se puede modificar, pero no se puede violar, porque seria tanto como violar la propia democracia. La ley, en un Estado de Derecho, es sagrada. Para todos.

Como fundamentalistas de la identidad nacional, como ultranacionalistas, estáis dispuestos a pasar por encima de todo para lograr vuestra tierra prometida. La división y el enfrentamiento de los propios ciudadanos catalanes; la confrontación con el resto de España; la Ley; llevar a Catalunya a un callejón sin salida; etc. Nada debe oponerse al gran sueño de la uniforme y libre nación catalana. En CiU habéis retrocedido 200 años en el tiempo, estáis ahora en una concepción pre ilustrada y anti-ilustrada de la nación. Estáis en las esencias. Peligroso.

Ni siquiera planteare, en un ejercicio de política ficción, como manejaríais un hipotético referéndum en el que la provincia de Barcelona optase mayoritariamente por permanecer en España. En política, la responsabilidad es saber, si se decide dar un paso, cuales serán los dos siguientes. Pero vosotros, en CiU, ya no estáis en política. Ahora os lidera un mesías. Un iluminado. Ahora estáis en la fe, en la religión. En 2012, habéis vuelto a antes de 1789.
J Julio Díaz O no has leido bien lo que yo he escrito o yo tengo un grave problema de comunicación. “Fundamentalismo étnico, disfrazada en argumentos económicos y políticos”. Ètnico?? Por favor, por parte de padre mi abuelo era madrileño y mi abuela catalana; y por parte de madre mi abuelo era griego y mi abuela panameña. Como quieres que me base en el fundamentalismo étnico? Yo no he sido independentista hasta hace muy pocos años. Siempre he creído que Cataluña es una nación pero hasta hace bien poco creia que dentro del Estado español podía tener un buen encaje. Pero cuando ves que ECONÓMICAMENTE Cataluña es maltratada con datos OBJETIVOS, te das cuenta de que la situación no es justa. Y al ver que ningún partido español esta dispuesto a solventar el problema y oyes declaraciones de políticos de toda España que encima dicen que nos quejamos de vício te das cuenta de que este encaje es imposible. Me parece que la posición de mi partido es muy similar a la mía. Que el president Mas no habla claro? Será que no has leido a fondo sus declaraciones. Echa un vistazo a la entrevista que publica hoy La Vanguardia y verás NO es unapropuesta identitaria, es una propuesta para el futuro de los catalanes a la que algunos se adherirán por temas identitarios y otros por temas económicos, cada uno tendrá sus motivaciones. Peró recuerda que las elecciones se convocan después del NO al pacto fiscal y no después de ningún conflicto étnico. El tema de la Constitución… entiendo lo que dices pero cuando el 75% de un pueblo quiere decidir sobre su futuro (hablamos de un porcentaje mucho más alto al de votantes de CiU y mucho más alto al de la gente que votaría SI a la independencia) y el Estado no les deja eso se llama represión. Además, por encima de la Constitución está la declaración de los derechos humanos que defiende la libre  determinación de los pueblos. No se puede defender este derecho para los pueblos que nos conviene, como el pueblo Saharaui, y no con aquellos que no nos interesa como Cataluña.
David Herrero Gomez Fundamentalismo étnico he escrito y he escrito exactamente lo que quiero decir. La etnia, Julio, no tiene nada que ver con el origen de tus progenitores ni con el tuyo propio. La etnia es un concepto sociocultural, no biológico. Nótese que no he empleado el concepto raza, que en mi opinión (y en la de la corriente dominante de la antropología actual) ni siquiera puede aplicarse a la especie humana. Por traer una definición sencilla, como la de la Wikipedia, la etnia se refiere a un conjunto de personas que comparten rasgos culturales, lengua, religión, celebración de ciertas festividades, música, vestimenta, tipo de alimentación, etc. y, muchas veces, un territorio. Hoy CiU, lamentablemente, ha virado del catalanismo integrador de Pujol que siempre he admirado al fundamentalismo étnico de un político que juega a ser el “elegido”. Es verdaderamente preocupante, al menos.
Otro punto. No creo que aporte gran cosa entrar a fondo en el tema económico, pero te diré una cosa: la Comunitat Valenciana es la Comunidad Autonoma española mas perjudicada por el actual sistema de financiación. Sistema de financiación, muy importante, pactado y acordado por todas las comunidades autónomas y el gobierno de España. Pactado y acordado por Catalunya. Y ojo, es legítimo que el President Más quiera mejorar la financiación de Catalunya, faltaría más. En apenas un año y medio caducara el actual modelo y deberá negociarse otro en el que ojala Catalunya, como las demás CCAA, pueda ver satisfechas sus necesidades de financiación y que el sistema, en su conjunto, sea equilibrado y equitativo. Ahora, no se hasta que punto es una buena estrategia negociadora plantarse en la Moncloa, presentar mi máxima aspiración (el pacto fiscal o el concierto) y sugerir que o se accede a ella o se planteara la secesión por parte del Govern. Da la sensación de que, en realidad, no interesaba negociar nada, sino que solo se buscaba una excusa que justificara la aspiración esencialista del actual President. Mas madera.
Por ultimo, Julio, decirte que España ha firmado y ratificado la declaración universal de los derechos humanos y la Carta de las Naciones Unidas. La libre determinación de los pueblos, en la concepción de las Naciones Unidas, es un concepto que aplica a aquellas naciones previamente colonizadas por potencias extranjeras. Espero que convengas conmigo en que Catalunya no ha sido nunca una colonia de España, sino una parte integrante de un consolidado Estado Social y Democratico de Derecho. Y en democracias como la nuestra, por definición, los ciudadanos se autodeterminan en cada proceso electoral. Luego, por ahí, tampoco encuentras el mas mínimo resquicio de legitimidad.Pero vamos, que lo que yo traigo aquí es solo pura y fría racionalidad. Que se que lo que propone el nuevo Mesías para Catalunya es mucho mas cálido. Es la mantita, el calor del hogar, la tierra prometida. Que más da que esas mismas ideas ultranacionalistas hayan causado miles de millones de muertos a lo largo de la historia. Que mas da que se hayan demostrado toxicas. Catalunya quiere soñar. Y tiene un Mesías.
J Julio Díaz Pura racionalidad? Considerar que tu posición es la única verdad me parce que oscila entre la pedantería y la falta de respeto democrático al resto de posciones políticas. El president Mas no es un mesías, el habló después de la manifestación que no organizó ni el president, ni el Govern, ni nuestro partido.  Ademas, el president Mas no ha proclamado la independencia, sencillamente quiere dar la oportunidad para que el pueblo decida. Y no solo eso si no que antes de reallizar un referéndum ha querido pasar por las urnas para que la gente democráticamente diga si lo quiere o no. Además, esta no es la primera vez que vamos a Madrid a pedir un financiamiento justo, este camino viene de largo. Y los consecutivos NO del estado español son los que nos han llevado al punto donde estamos ahora. Es verdad que no somos una colonia pero también es verdad que desde hace siglos Cataluña ha estado en el punto de mira de los diferentes gobiernos. Hay datos históricos que lo demuestran. A partir de aquí si tu considerasque los que opinan diferente o valoran puntos diferentes a la hora de conformar su posición política sinceramente no considero que merezca la pena seguir debatiendo contigo. No pienso intentar convencer al poseedor de la “racionalidad”.
David Herrero Gomez No creo que haya motivo para el enfado, salvo que este quiera forzarse. La discusion ha discurrido por cauces educados en todo momento y yo no me he atribuido el monopolio en lo que a racionalidad se refiere. Eres tu quien me lo quiere atribuir. Solo he presentado argumentos.Vuelves al bucle infinito del derecho a decidir y al agravio como argumento. He rebatido ya esos argumentos, pero no te interesa profundizar. En democracia, cada espacio publico (Cartagena, Cataluña, España o la Union Europea) decide sobre aquello que es de su competencia, de acuerdo a la Ley, que todos han de respetar. Cartagena no puede declarar la guerra a Argelia, España no puede unilateralmente aceptar un nuevo socio en la UE y Catalunya no puede alterar unilateralmente el marco de convivencia del que nos hemos dotado todos los españoles. Eso es la democracia. En España y en cualquier democracia consolidada homologable. Ni siquiera en mi casa puedo decidir cambiar la instalacion electrica sin contar con la comunidad de vecinos, por poner un ejemplo que entiende todo el mundo. Otra cosa es el acuerdo, el dialogo y el pacto. Entonces, todo es posible.Y respecto al agravio, otra vez, lo entiendo. Necesitais ese agravio para generar adhesiones para dividir y para enfrentar. Generar agravio esta en vuestra estrategia, en vuestra hoja de ruta. Todo lo que mejore la convivencia va en detrimento de quienes quieren la fractura y favorece a quienes queremos convivir. Ahi no vais a estar. Yo, desde Euskadi, lo mas que puedo decir es que siento Catalunya como parte de mi pais, que respeto y admiro su cultura, su tradicion y el historico grado de avanzado desarrollo economico y social que siempre os ha caracterizado. Y que espero que sigamos construyendo un camino juntos. Ah, y que siento que a ti eso te moleste.
%d bloggers like this: