Tag Archives: amor

No tendréis mi odio.

26 nov.

portada_no-tendreis-mi-odio_antoine-leiris_201606281312

Abro el paquete y ahí están , dos libros, doy las gracias con ilusión mientras echo un primer vistazo, de inmediato hay uno que me llama la atención.

John Carlin, un partido de fútbol en Sudáfrica, interesante (me digo) pero no me voy a poner contigo ahora mismo, lo aparto como desecha un niño el día de Reyes el regalo más sofisticado, habrá tiempo para jugarlo, ya es mío, pero tengo otras prioridades. Es ese otro, el ilustrado con una mariquita en la portada el que quiero leerme ya.

“Este otro habla de la masacre en la sala Bataclán” me dicen.

– Lo sé.

Ya llevo 4 líneas, quería saber cómo estaba escrito y sigo… Mientras leo capto algunas palabras de fondo, he terminado el primer capítulo y creo que me han estado justificando la elección de “El factor humano”,…

– Seguro que está bien, respondo.

Llevo como 6 meses leyendo sólo teoría, hemos hablado alguna vez de la frustración que me produce tener dos o tres títulos aparcados, esperando su momento pero con “No tendréis mi odio” esto no va a pasar, se lee del tirón, te embauca en un segundo y te envuelve en una atmósfera de tal sensibilidad que cuesta muchísimo salir de ella.

Es una preciosa carta de amor, escrita en un momento tan temprano del dolor que mientras lees sientes que quizás no haya nada más cercano a la pureza. Son los 10 primeros días de una víctima de terrorismo y su hijo de 17 meses, cuando todavía uno no se pregunta las razones, cuando no asumió la pérdida, cuando ni se lo explica ni lo puede explicar.

Quizás es una huida hacia delante, pero una huida hacia delante valiente. Es un triste canto a la esperanza, porque hay un niño, un bebé que abastece de coraje a su padre y un padre que se siente torpe sin su amor, que se sabe tremendamente inhábil, y que descubre ese mismo juicio sobre él en la ayuda de los demás.

Se aparcan las preguntas sobre el futuro y uno se pregunta si es un héroe sólo por resistir, no existen los héroes ni las virtudes eternas. Habrá un presente a veces muy difícil, habrá debilidad y uno no siempre se reconoce en la entereza que simula ante los demás.

El nudo en la garganta te acompaña en el transitar de las páginas y permanece horas después de leerlo, es poesía.

Nunca se agradece lo suficiente cuando te regalan emociones.

 

 

%d bloggers like this: