Arxius | Independencia RSS feed for this section

Dret a Decidir que NO (versió en català)

8 nov.

 

  • Que Artur Mas no és el Messies, ni l’Estat propi el paradís.
  • Que un Govern no es pot passar  la legislatura sencera retallant drets als seus ciutadans, destruint pilars de l’Estat de Benestar com la Sanitat i l’Educació (competències autonòmiques) mentre gasta a porrons els diners dels contribuents fent propaganda del seu propi projecte i subvencionant entitats privades afins amb els diners de tots. Que no és de rebut.
  • Que no hi ha motius per a destruir la convivència.
  • Que no hi ha persecució del català, ni persecució de la cultura catalana, ni dins de Catalunya, ni a la resta d’Espanya. Que mai en la història de Catalunya l’accés a la cultura; a la llengua, literatura, … havia estat més garantit per les institucions ni tan recolzat per les lleis; i de ser català i catalanista no té perquè estar enemistat amb ser espanyol.
  • Que no hi ha motius per seguir enfrontant identitats, aixecant murs entre ciutadans. Que és una gran irresponsabilitat del Govern posar uns davant d’altres a: catalans que no se senten espanyols, catalans que se senten tant espanyols com catalans i catalans que es miren al mirall cada matí i no es reconeixen d’una altra manera que com a espanyols. Que les identitats coexistents a Catalunya, els sentiments de pertinença, són molts, Catalunya és diversa, plural, hi conviuen tants sentiments patris gairebé com a individus i que cap govern té dret a enfrontar-les. L’obligació d’un Govern, és elaborar les polítiques necessàries perquè els ciutadans puguin viure en pau se sentin com se sentin, de l’Alt Empordà o de l’Est del Mississippi.
  • Que no es pot passar per sobre de la Constitució i de les lleis per a dur endavant un projecte de divisió perquè això suposaria que la il·legalitat si ve del Govern, és acceptada, i que tot val per arribar als fins anhelats pel Govern de torn . Que no hi ha res més antidemocràtic que passar-se pel folro de la jaqueta la Llei, que és molt perillós i que ens sentim contents i orgullosos que aquesta impunitat no existeixi.
  • Que no creiem les dades econòmiques que manegen els sobiranistes per defensar el “Espanya ens roba”; que la fiscalitat pròpia i finançament catalanes, han estat negociades en multitud d’ocasions pels sobiranistes a Madrid i que de ser desfavorables en algun punt, són els sobiranistes , els que ens volen portar a l’escissió, responsables en un 50%.
  • Que no, que l’argument de la renda més alta o la major contribució fiscal dels catalans a la resta d’Espanya no ens sembla raonament suficient per enarborar la bandera de la ruptura. I que d’acceptar aquest argument (en contra de la solidaritat i igualtat entre ciutadans) no entendríem què impediria a les elits a Catalunya, deixar de contribuir amb els seus impostos al sosteniment de les rendes dels barris o pobles més pobres, que són cada vegada més. Que el campi qui pugui no és la millor manera de sortir de les crisis i que només beneficia els que ja tenen un peu fora, a les elits.
  • Que no, que no ens expliquen el projecte perquè no en tenen, que no es parla del futur de les pensions, ni de qui pagarà la factura del rescat de les caixes, ni es diu que Catalunya seria aliena al projecte comú europeu el mateix dia que es declarés la Independència, que no s’explica el cost per a les nostres empreses els màxims beneficis provenen de les vendes i inversions de la resta d’Espanya.
  • Que no és una convocatòria oficial de referèndum, que això és una altra pantomima independentista.
  • Que no és legal, que no hi haurà garanties ni organismes oficials que assegurin la neteja i transcendència de la votació, només uns quants independentistes voluntaris i voluntariosos, en pro del que es seu, ja se sap. Que l’ANC i altres de les associacions voluntàries a la consulta pro-independència no tenen legitimitat per controlar les dades personals de les persones que assistiran o no el 9N.
  • Que no és un procés electoral decisori del futur de Catalunya, no està reconegut per la Constitució ni avalat per les lleis espanyoles.
  • Que no hi ha motius per anar-nos i sí molts per quedar-nos.

Perquè No, no anem a comprar la moto gripada de l’Independentisme, no creiem en el seu projecte, ni en el procés i no creiem que ningú tingui dret a repartir el carnet del Bon català.

(Para leer en catalán pincha aquí –> https://sinbrujulaysinmapa.wordpress.com/2014/11/07/derecho-a-decidir-que-no/ )

Anuncis

Derecho a Decidir que NO.

7 nov.
  • Que Artur Mas no es el Mesías, ni l´Estat propi el paraíso.
  • Que no se puede pasar un Gobierno la legislatura entera recortando derechos a sus ciudadanos, destruyendo pilares del Estado de Bienestar como la Sanidad y la Educación (competencias autonómicas) mientras gasta a porrones el dinero de los contribuyentes haciendo propaganda de su propio proyecto y subvencionando entidades privadas afines con el dinero de todos. Que no es de recibo.
  • Que no hay motivos para destruir la convivencia.
  • Que no hay persecución del catalán, ni persecución de la cultura catalana, ni dentro de Catalunya, ni en el resto de España. Que jamás en la historia de Catalunya el acceso a la cultura; a la lengua, literatura,… había sido más garantizado por las instituciones ni tan respaldado por las Leyes; y que ser catalán y catalanista no tiene porqué estar enemistado con ser español.
  • Que no hay motivos para seguir enfrentando identidades, levantando muros entre ciudadanos. Que es una gran irresponsabilidad del Govern poner unos frente a otros a: catalanes que no se sienten españoles, catalanes que se sienten tanto españoles como catalanes y catalanes que se miran al espejo cada mañana y no se reconocen de otra forma que como españoles. Que las identidades coexistentes en Catalunya, los sentimientos de pertenencia, son muchos, Catalunya es diversa, plural, conviven en ella tantos sentimientos patrios casi como individuos y que ningún gobierno tiene derecho a enfrentarlas. La obligación de un Gobierno, es elaborar las políticas necesarias para que los ciudadanos puedan vivir en paz se sientan como se sientan, de L´Alt Ampurdà o del Este del Mississippi.
  • Que no se puede pasar por encima de la Constitución y de las leyes para llevar adelante un proyecto de división porque esto supondría que la ilegalidad si viene del Gobierno, es aceptada, y que todo vale para llegar a los fines anhelados por el Gobierno de turno. Que no hay nada más anti-democrático que pasarse por el forro de la chaqueta la Ley, que es muy peligroso y que nos sentimos contentos y orgullosos de que esta impunidad no exista.
  • Que no creemos los datos económicos que manejan los soberanistas para defender el “Espanya ens roba” que la fiscalidad propia y financiación catalanas, han sido negociadas en multitud de ocasiones por los soberanistas en Madrid y que de ser desfavorables en algún punto, son los soberanistas, los que nos quieren llevar a la escisión, responsables en un 50%.
  • Que no, que el argumento de la renta más alta o la mayor contribución fiscal de los catalanes al resto de España no nos parece razonamiento suficiente para enarbolar la bandera de la ruptura. Y que de aceptar este argumento (en contra de la solidaridad e igualdad entre ciudadanos) no entenderíamos qué impediría a las élites en Catalunya, dejar de contribuir con sus impuestos al sostenimiento de las rentas de los barrios o pueblos más pobres, que son cada vez más. Que el sálvese quien pueda no es la mejor forma de salir de las crisis y que sólo beneficia a los que ya tienen un pie fuera, a las élites.
  • Que no, que no nos explican el proyecto porque no lo tienen, que no se habla del futuro de las pensiones, ni de quién pagará la factura del rescate de las cajas, ni se dice que Catalunya sería ajena al proyecto común europeo el mismo día que se declarara la Independencia, que no se explica el coste para nuestras empresas cuyos máximos beneficios provienen de las ventas e inversiones del resto de Espanya
  • Que no es una convocatoria oficial de referéndum, que esto es otra pantomima independentista.
  • Que no es legal, que no habrá garantías ni organismos oficiales que aseguren la limpieza y trascendencia de la votación, sólo unos cuántos independentistas voluntarios y voluntariosos, en pro de lo suyo, ya se sabe. Que la ANC y otras de las asociaciones voluntarias en la consulta pro-independencia no tienen legitimidad para controlar los datos personales de las personas que vayan a asistir o no el 9N.
  • Que no es un proceso electoral decisorio del futuro de Catalunya, no está reconocido por la Constitución ni avalado por las leyes españolas.
  • Que no hay motivos para irnos y sí muchos para quedarnos.

Porque No, no compramos la moto gripada del Independentismo, no creemos en su proyecto, ni en el proceso y no creemos que nadie tenga derecho a repartir el carné del Buen catalán.

(Para leer en catalán pincha aquí –> https://sinbrujulaysinmapa.wordpress.com/2014/11/08/dret-a-decidir-que-no-versio-en-catala/ )

White Paper: Scotland´s Future, debate Salmond vs. Alistair. First Round

25 ag.

Primer Debate previo al Referéndum para la Independencia EscocesaNo son pocas las ocasiones en que Artur Mas, líder de los nacionalistas catalanes se mira en el espejo del proceso escocés para la independencia, aunque Mas, sólo hace patente su envidia en la posibilidad de referéndum que tendrá el pueblo escocés por acuerdo  del Parlamento de Westminster, sin entrar en mayores consideraciones; no le debe interesar a nuestro William Wallace barcelonés, que profundicemos más en el asunto ya que pudiera darse el caso de que Escocia diera una lección de democracia en el sentido contrario al soñado por el Molt Honorable President. Alejándonos de las diferencias legales y constitucionales que impiden esta misma solución, la de la consulta, al pueblo catalán (la CE del 78 no sólo establece la indisolubilidad del estado sino que, en lo referido a términos de consulta,  exige un acuerdo parlamentario para la apertura de esta posibilidad, y es más, esta  está referida a la totalidad del pueblo español y no a ninguna de sus partes) creo que hay muchísimas reflexiones que debiéramos hacer para el contraste de ambos procesos.

Me pregunto si Mas sería capaz de comparar su propio proyecto con el de los nacionalistas escoceses y cómo el Gobierno del Reino Unido está llevando el proceso. En primer lugar, el planteamiento. Mientras que los nacionalistas catalanes (de distinto corte ideológico)  enarbolan diferentes argumentos, muchos sentimentales, otros identitarios; algunos, los más precisos, se refieren estrictamente al ámbito económico… El SNP (partido mayoritario en el Gobierno de Holyrood) se centra en la posibilidad de administrar por sí mismos sus recursos (especialmente el petróleo del Mar del Norte) diferenciándose del Gobierno del Reino Unido. Aún así, podemos encontrar ciertas debilidades comunes entre los nacionalistas escoceses y los catalanes, y puesto que en nuestro país la batalla demagógica está servida, (los buenos y los malos , los catalanes y los españoles…) el proceso escocés más informado, más debatido y más contrastado hace constar todo aquéllo de lo que parece que no se pueda hablar antes de la consulta. En nuestro país, el Sí, no viene condicionado, no está bajo el escrutinio de la opinión pública, se trata de una simple idea de oposición, sin mayor calado, “lo mío pa mí”. No importan los distintos sectores involucrados, económicos y sociales, no se explica un proyecto político económico, no se habla tampoco de la deuda de las cajas catalanas, ni de la participación en el rescate, no se habla de recursos o de pensiones, y por supuesto, dejemos el tema de la divisa… Primero que el catalán decida, “¿Quiere que Catalunya sea un Estado?’ Y si es así, ¿independiente?”  Pero cómo puede uno tomar una decisión sin hablar de todo ésto… ¿Qué tipo de decisión quiere Mas que tomen los catalanes, la que se toma con una opinión desinformada quizás? En el Reino Unido en cambio, hay muchos temas de qué hablar al respecto de la independencia.

El proceso escocés está siendo muy pedagógico,… por poner un ejemplo, en la terminología británica se llama a la hoja de ruta de un gobierno, de una coalición o a un planteamiento estratégico económico o político sobre un asunto concreto, “white paper”. Es en este documento, en el que se desarrollan los fundamentos que promueven la política en cuestión, donde se establecen los requisitos concretos que serán necesarios para llevarla a cabo y donde se formulan los planes para su ejecución. El SNP, ha puesto a disposición del pueblo escocés y británico su “white paper” (Scotland´s future) y  además, se ha prestado al debate sobre lo que en él se recoge, frente al líder de la oposición, el defensor de la campaña “Better Together”, Alistair Darling. Entremos a analizar las claves del debate y a ver si podemos establecer algún paralelismo:

La posibilidad de autogestión y aprovechamiento de los propios recursos. Los nacionalistas escoceses, reclaman el 90% de los yacimientos del Mar del Norte y apuestan porque generarán 54.000 millones de libras en su explotación. Este sector escocés representa el 6% de su PIB actualmente y los nacionalistas pretenden sostener su prosperidad incrementando ese peso con un mayor aprovechamiento propio. En frente, ya no sólo el Gobierno de Westminster sino también las grandes firmas petroleras Shell, BP, AMEC o Wood Group operantes en sus aguas, temen que el nuevo gobierno escocés subiera impuestos a la producción para tapar el déficit de sus cuentas públicas haciendo mella en la competitividad de su explotación en el mercado internacional.

Sector Banca y Finanzas. El propio Presidente del Royal Bank of Scotland advierte del impacto negativo que la independencia tendría sobre el sector financiero. El RBS tiene un capital en un 80% británico, y no dejan de señalar el incremento los costes que vendrían sólo por el cambio legislativo, nuevo régimen fiscal y tributario, dificultades para la financiación, el Presidente del Banco de Inglaterra rechaza la posibilidad de que una Escocia independiente pudiera financiarse con el apoyo de su caja. En definitiva, el proceso de transición se ve con cierto temor, y este sector representa ahora el 15% del PIB escocés (empleando a un 6% de la población activa, unos 148.000 ciudadanos). Financieras, Aseguradoras y otras entidades de Crédito apuntan ya que están elaborando planes de contingencia para el caso de que se diera el Sí a la independencia, para los que tienen en cuenta también la posibilidad de que el Gobierno del Reino Unido se negara a permitir la unión monetaria. Es decir, en adición a los costes por cambios regulativos, se añaden los costes de operar con 2 monedas simultáneamente, costes cambiarios.

Respecto a esta cuestión, el debate hizo constar una de las mayores debilidades de la propuesta, a la pregunta de Alistair , “¿Cuál es su plan B en el caso de no se permita la unión monetaria?” El Señor Salmond no dio una respuesta concreta, divagó dando por sentado que esa era una posibilidad que no contemplaban, insistió el ex Ministro de Hacienda Alistair, “¿no contempla la posibilidad de que el Gobierno del Reino Unido que ya ha manifestado su negativa respecto a este asunto en concreto diga NO a la Unión Monetaria? Cuál es la alternativa?” dijo Alistair , haciendo constar que Escocia se quedaría fuera de la UE si se independiza y tendría que renegociar su readmisión como un país independiente.

El público insistió en su ronda de preguntas, tanto los del NO como los indecisos, querían respuestas claras, pero no quedó clara su respuesta. No es difícil de entender, la campaña por el Sí a la Independencia en toda su extensión, se ha basado en la “Confianza y la Fe”. Confianza y fe que todo buen patriota escocés debe tener en sus dirigentes de cara a la independencia, remarcan que esto es lo optimista.  Enfrentan su idea a la del “Miedo” que dice promueven los unionistas. Miedo a que no les abran la puerta los inversores externos siendo un país nuevo en el panorama internacional, miedo a que no sean capaces de gestionar sus propios recursos, miedo a que no se acepte la unión monetaria, miedo a que no les incluyan en la UE… En frente, los del “Better Together” afirman que lo positivo y optimista es tejer una nueva red de relaciones juntos, apostando por una mayor independencia de Escocia en la toma de decisiones que estrictamente les concierne y con una amplia gama de posibles negociaciones encima de la mesa a las que el gobierno de Westminster no ha dado carpetazo, siempre que la decisión, sea la apuesta por la convivencia.

Los nacionalistas definen de otra forma el optimismo, lo llegan a calificar como ya he dicho de “una cuestión de Fe”. Hacen grandes promesas; garantizan entre otras cosas el sistema de pensiones actual que está en riesgo ya que el Gobierno Británico duda que se pueda mantener el sistema del triple locked a futuro. Una de las preguntas del público fue en esta dirección. Una señora planteaba su preocupación por haber estado contribuyendo con su trabajo a un sistema actualmente inglés y que en el caso de que se hiciera efectiva la  independencia, tendría como gestor y garante exclusivamente al escocés de cara a su futura jubilación. Salmond, aseguró el compromiso con mantener el sistema que el gobierno británico adoptó en 2010, el “triple locked” con 3 puntos de apoyo, cubriendo un  incremento de la inflación, sumiendo la crecida de los salarios y en todo caso con un mínimo de incremento de un 2’5 por ciento anual. A lo que Alistair rebatió,”esa es otra de las promesas difíciles de mantener, no le creo”. Y contestó a la participante en el debate que su contribución al sistema de pensiones es una inversión que no le va a repercutir a ella directamente, ya que su contribución también en el Reino Unido como en España, paga las jubilaciones de hoy, por lo que su jubilación pesará sobre los contribuyentes del momento en que se jubile. Añadió, muy bien traído por cierto, que la población escocesa envejece en mayor medida que la del conjunto del Reino Unido, “hay menos jóvenes trabajando y muchos además, se van, con lo que en el momento de su jubilación y según las actuales tendencias demográficas, será arduo difícil mantener el régimen de pensiones actual”. La defensa de la convivencia, se erige en gran medida sobre el soporte que supone ser una nación grande, con muchísimos sectores estratégicos (no sólo el petróleo) y con una mayor población contribuyendo al sostenimiento de todo el país.   Salmond replicó que una vez más se argumentaba en base al “miedo” y que su gobierno tenia plena confianza y un grandísimo interés en mantener a la población joven en Escocia y asegurándoles un trabajo.

También se habló de la deuda, y de que en el caso de que Escocia finalmente se independice , tendría que asumir la parte que le corresponde, los cálculos son distintos, esto también sucede en España, mientras que los nacionalistas defienden que su parte de cotización al PIB de Inglaterra es mayor y el supuesto de deuda sería un pequeño porcentaje, restando lo que ya es aportado , en frente Alistair invitaba a hacer las cuentas, como ex Ministro de Economía laborista, aseguraba que además de que el flujo de capitales ha ido siempre en ambas direcciones , durante los últimos 22 años ha sido Escocia uno de los territorios más subvencionados del Reino Unido, y que por tanto el cálculo de la deuda que presentan los nacionalistas es tramposo.

Se trató temas como la Educación, Sistema de atención Social,… que a pesar de tener un grandísimo interés para el público no son claves para la decisión, el público quiere saber cómo se van a pagar las facturas y en eso el debate sobre la cuestión monetaria , la defensa de la libra o el euro fueron decisivos. Hoy 25 de Agosto, es el segundo debate antes del Referéndum del 18 de Septiembre, y Salmond prometió traerse estudiada la cuestión monetaria para explicarla más y mejor. Veremos quién gana este debate ante la opinión pública escocesa, yo creo sinceramente que podría apostar por el Better Together, a ver si alguno de los lectores recoge el embite.

Mientras en Escocia se debate de nuevo, a estas horas, un poco más abajo en Europa, los independentistas catalanes deben estar algo abochornados, pocas menciones se han hecho del debate, y por supuesto, no va a entrarse en análisis que pudieran destapar el “white paper” de Mas y sus tropas.  Aquí, parece que hay mucho temor a que se sepa que el “Projecte d´una Catalunya Lliure”, es un proyecto vacío de contenido, en el que no ha habido un profundo análisis hábil para el contraste, cuyo debate, sólo pueden cimentar en el sentimentalismo histórico político mirando al antiguo franquismo y nunca a los años de mayor progreso y bienestar de la sociedad catalana. Sus pilares no van más allá de utilizar la lengua o la cultura, no como hechos diferenciales a defender juntos sino como armas arrojadizas y cuestiones de identidad contrapuestas. En lo económico,  el único argumento son los cálculos sin contraste, porque no hay, ni se dará posibilidad al estudio y debate de las cuentas; no se profundizará en el tema cambiario, ni se pondrán sobre la mesa las negativas que desde Europa se dan al proceso. Y en lo social, si Catalunya todavía tiene atención sanitaria, una educación pública de la que hablar, o unos pensionistas a los que se paga religiosamente el día 10 de cada mes, nadie hará mención sobre quién paga esa factura.

En resumen, lo que no quiere Artur Mas que se sepa es que su “white paper” para una Catalunya independiente, es una hoja en blanco, en la que no sólo no hay nada escrito sino que no habrá nada que leer. Artur y otros independentistas sufren de ese síndrome, el síndrome de la hoja en blanco, el pánico a que de escribir algo en su hoja de ruta,  el resultado no vaya a gustar nada a los catalanes, por eso quieren que se conteste a la pregunta antes de escribir nada en su papel; de otra forma la Independencia se vería como un proyecto perdido, y lo es.

 

%d bloggers like this: