Hooligans

22 jul.

 

ultras-zenit

  Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano. La papeleta es un puñal de papel.  David Lloyd George

 

Llevamos meses estancados, desde el 20 de Diciembre pasado, todos los días parecen iguales. Cada día hay un reproche por la falta de acuerdo y cuando lo hay no falta a quien le parezca insano, inadecuado o tramposo. Hemos ido a nuevas elecciones, tenemos de nuevo un resultado fraccionado, como por cierto se podía prever, y nadie está satisfecho.

Hace unos meses se reivindicaba el fin del bipartidismo como la solución a todos nuestros problemas, por fin el fin de las mayorías absolutas, por fin el fin de gobiernos monocolor, se harán necesarios los pactos… y sin embargo no parece que aquélla utopía parlamentarista, la de las negociaciones, la de los consensos pueda instalarse en una sociedad como la nuestra. No culparía exclusivamente a los partidos, estos no hacen más que reivindicar lo que sus bases o votantes les piden y me da la sensación de que el español medio sigue instalado en “su” frente, el de izquierdas o el de derechas, cuando en realidad las políticas que prosperan, aquéllas que suponen cambios reales, trascendentales, son las que consiguen poner de acuerdo a la mayoría parlamentaria y no a la eventual mayoría absoluta de unas urnas cuya estabilidad no suele soportar el cambio en el gobierno. Así ha ocurrido con las sucesivas leyes de educación o las reformas laborales, cada gobierno impulsa la suya o parchea una anterior que tampoco tuvo los necesarios apoyos para dotarla de cierta permanencia.

Sin embargo hay leyes cuya estabilidad es incuestionable, han venido a consolidar derechos, a modernizar nuestro sistema de bienestar y gozan de tal credibilidad entre la población que cuestionarlas sería un suicidio político. La ley del divorcio, ¿recuerdan cuando el vínculo matrimonial era indisoluble?, las leyes de igualdad entre hombres y mujeres que han reposicionado el deshonroso asunto de la infra-ocupación femenina, mejorado indudablemente estadísticas y están haciendo que cale entre la ciudadanía el debate de la conciliación familiar como una reivindicación de todos, hombres y mujeres. ¿Porqué no recordar la Ley de dependencia? ¿Algún partido podría presentarse hoy negando la necesidad de atender a personas dependientes?  Deben recordar también el debate que hubo en torno a la Ley de matrimonio homosexual, que a pesar de tener un escaso sector de la derecha en contra resultó finalmente asumida por el Tribunal Constitucional  que obedeció a su obligación principal, interpretar las leyes de acuerdo al sentir social. Ya había una amplísima mayoría social a favor de que todas las personas sin distinción tuvieran el mismo derecho a contraer matrimonio, el TC sólo tuvo que constatarlo. Hay muchas políticas que se han arbitrado desde grandes consensos, las pensiones, reformas administrativas, la lucha antiterrorismo, reformas de leyes penales y civiles, de protección del menor, de extranjería, de asilo y refugio, …

¿Alguien duda de que una Ley Anti-corrupción sería bien recibida por una amplísima mayoría social? ¿Alguien duda que el resultado de una mesa de negociación en la que participaran todas las Comunidades Autónomas (con Ceuta y Melilla, se entiende) sería aplaudido por el conjunto de la ciudadanía?

En realidad lo que tenemos hoy igual que ayer, son eventuales mayorías y un arco parlamentario permanentemente fraccionado a pesar de que hay cierto consenso social en lo que suponen los principales problemas de los españoles: la corrupción, el paro, el sostenimiento de las pensiones o un nuevo modelo de financiación.

¿Porqué si hay consenso en los problemas no parece haber voluntad de atajarlos? ¿Porqué no se trabaja para elaborar fórmulas que imposibiliten la corrupción o la castiguen más duramente? ¿Porqué no se realiza una reforma electoral para la elección directa de nuestros representantes y así evitar que gente sobre la que pesa la duda de gran parte del electorado pueda acceder a cargo público? ¿Porqué no se trabaja para reducir el paro? ¿Porqué no se firma un nuevo pacto de Toledo? ¿Porqué no se empieza a trabajar sobre la LOFCA?…

El principal problema, a mi modo de ver, es que la población en general toma la política como si de un partido de fútbol se tratara, somos hooligans de nuestro equipo, importa poco que se juegue mal o que el árbitro pite a nuestro favor, sólo importa el resultado. El Barça o el Madrid, no hay más. Incluso los que se declaran ajenos a la política como al fútbol siguen diciendo “todo menos que gane la derecha” o “cualquier cosa menos el rojerío” y no nos damos cuenta que la política no puede ni debe ser algo tan trivial. Muchos emiten el voto no para ofrecer su confianza a una alineación política sino para castigar a otra. Si fuésemos una sociedad madura nos felicitaríamos de ver como fuerzas opuestas firman acuerdos de gobierno como ocurre en el resto de Europa. Aquí no, aquí somos de “nuestro frente”, de nuestra trinchera ideológica y la defendemos rígida, inflexible. No aceptamos que en una democracia parlamentaria tan importante es el papel que juegue el gobierno como la oposición, y el resultado nunca puede ser marcarle un gol al contrario, debería motivarnos más marcarle un gol a la corrupción, o al paro, o reformar nuestras instituciones para que las futuras generaciones puedan vivir mejor que la nuestra.

No sólo los políticos deben ser estadistas, también los ciudadanos debemos dejar el hooliganismo a un lado, cruzar la trinchera, empezar a pensar en el futuro y eso exige transigir, exige dialogar, exige priorizar,… Exige algo más que defender unos colores intransigentemente, exige responsabilidad. Tenemos los políticos que nos merecemos, los de la bancada ultra a la que parece que todos de alguna manera pertenecemos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: